Fertilización en castaño

Compártelo...
30-10-2015 | 
Existen pocos estudios sobre técnicas agronómicas en castaño y las casas comerciales no disponen de líneas específicas. Sin embargo, el cultivo se expande en España desde hace 8 años debido a sus interesantes expectativas de negocio.
 
El cultivo del castaño ocupa alrededor de 21.300 ha. distribuidas entre Galicia y Navarra, con ramificaciones en el  noroeste de León (zona de El Bierzo) y Zamora. La Cordillera Central y Andalucía albergan también grandes superficies de castaño. Características del árbol y el fruto Es un cultivo poco exigente y suele abonarse en secano. Las labores para su cuidado son sencillas: tarameo, labranza e incorporación de materia orgánica. La orografía donde  suele ubicarse este cultivo, generalmente en terrenos con mucha pendiente, hace que sea muy complicado realizar ciertas labores. Aunque se adapta muy bien a suelos pobres, responde de igual forma en los terrenos ricos en nutrientes.
 
Los últimos 7-8 años hemos asistido a un boom del castaño. Se ha comenzado a plantar en intensivo buscando altas producciones para su comercialización. La instalación del paquete tecnológico que ello implica (fertirrigación, sistema de conducción, etc.) puede incrementar las producciones desde los 2.000 kg. de un castañar tradicional hasta los 6.000-7.000 kg. Sin embargo, aún existen pocos estudios sobre técnicas agronómicas en este cultivo, debido a su carácter generalmente minoritario.
 
Necesidades y recomendaciones de abonado
 
Santiago Pereira, profesor del Departamento de Producción Vegetal de la Universidad de Santiago de Compostela, es uno de los investigadores de referencia en el castaño español. Según nos explica, los productores saben que con intervenciones mínimas se obtienen buenas producciones, por lo que siempre se busca minimizar gastos.
 
Con pequeñas aportaciones de abonos nitrogenados o triples, sería posible incrementar la producción. Es importante la fertilización durante los primeros años ya que se acelera el crecimiento y se fortalece la planta. Por otro lado, hay que tener en cuenta que gran parte de las plantaciones en Galicia y Andalucía están acogidas al sello ecológico por lo que se debe optar por abonados regulados para esta práctica. En estos casos, el profesional deberá volver al sistema tradicional, basado en la incorporación, cuando sea posible, de materia orgánica. En China, por ejemplo, se intercalan plantaciones de castaños y leguminosas, lo que permite realizar incorporaciones de nitrógeno.
 
El gasto suele ser mínimo y los criterios de abonado son diversos. Poco a poco, los ensayos y pruebas están vertiendo algo de luz para lograr determinar cuáles son las mejores dosis de fertilización. Además, las casas comerciales no suelen disponer de líneas específicas de fertilización del castaño debido a su bajo peso económico. Para los científicos, la principal referencia viene marcada por las investigaciones que recoge Breisch en Chataignes et marrons, donde encontramos algunos planes de fertilización en castaño.

Leer reportaje completo en revista digital
Adrián Montes
Ingeniero Agrícola - Redactor de Agroquímica
Comentarios:
 
Para escribir un comentario necesitas estar registrado
Accede con tu cuenta o regístrate.